Además de dedicarnos a la abogacía y a pleitear en los Juzgados cuando ello es necesario, no es menos cierto que cada vez más nos encontramos con problemáticas que bien podrían ser resueltas de una forma amistosa y que no contenga la costosa carga emocional, económica y perdurada en el tiempo a la que nos tienen acostumbrados la justicia.

Entendemos que la finalidad de nuestro cliente es el FIN DEL CONFLICTO, y para ello ponemos a su disposición no solo la vía judicial sino la vía de la mediación y la resolución amistosa del conflicto. De forma que ambas partes puedan encontrar un espacio imparcial, neutro y absolutamente confidencial dónde puedan acercar posturas y encontrar una salida fructífera y consensuada al problema que las llevó.

Existen conflictos en comunidades de propietarios, en familias, padres e hijos, parejas, trabajo… que haciendo a veces una breve actividad de mediación sistémica podrían solucionar amistosa y gratamente su conflicto y hacer que la solución y la paz entre ellos perdure.

Contacta

Nombre
Apellidos
Email
Teléfono
Asunto
Breve descripción de la consulta