El consumismo, la globalización y las diferentes crisis económicas han hecho que en los últimos años los ciudadanos se endeuden por encima de sus posibilidades provocando, en muchos casos una muerte económica de los mismos.

  • Utilizamos esa expresión porque es difícil que una persona pueda continuar con su vida con normalidad y prosperar si tiene a sus espaldas un arsenal de deudas que lo acompañan.
  • Para ello existe la Ley de Segunda Oportunidad, dónde se prevé un procedimiento especial y dirigido a aquellos ciudadanos que -reuniendo los requisitos que en ella se contemplan- pueden beneficiarse de la exoneración de algunas de sus deudas y permitir continuar y afrontar la vida con normalidad, sin la necesidad de arrastrarse a causa de unas deudas que, de lo contrario, no le dejarían levantar la cabeza.

Contacta

Nombre
Apellidos
Email
Teléfono
Asunto
Breve descripción de la consulta